Diatermia.

Dentro de las técnicas de electroterapia avanzada, la diatermia es un tratamiento que acumula un bagaje de eficacia contrastada. Se trata de una terapia basada en el uso de corrientes eléctricas de alta frecuencia, con lo que se consigue estimular los tejidos en zonas muy profundas que son muy difíciles de activar. De esta forma, con la diatermia se consiguen avances notables frente a patologías o lesiones como los esguinces, las roturas fibrilares o las contracturas.

La diatermia está indicada para esguinces de tobillo, tendinopatías, rotura de fibras, contusiones, contracturas, fracturas (como la fractura de peroné) sobrecargas o edemas, pues permite acelerar el metabolismo y la absorción del edema. Como señala Toral, esto reduce notablemente el tiempo de recuperación. Incluso se utiliza en medicina estética.

Modalidades de diatermia

Cuando se habla de diatermia, hay que partir de la distinción entre las dos modalidades de aplicación:

  • La diatermia capacitiva se utiliza para los tejidos más superficiales. Como explica Quintero, el modo capacitivo suele utilizarse para trabajar la recuperación muscular.
  • La diatermia resistiva permite trabajar tendón, hueso y ligamentos. Es decir, “todo lo que tenga menos capacidad hídrica que el músculo”.

La diatermia consigue acelerar los mecanismos naturales de reparación de los tejidos lesionados. El mecanismo es el siguiente: la aplicación de calor focalizado en tejidos profundos, produce unos efectos bioquímicos de mejora de la permeabilidad de la membrana celular, así como un incremento de los intercambios iónicos, y un aumento de la microcirculación con una mayor vasodilatación. Esto produce, finalmente, la mejora de la reabsorción venosa y linfática.

La transferencia de corriente de alta frecuencia a los tejidos produce varios efectos:

  • Eleva la temperatura de esos tejidos, en ocasiones a niveles muy profundos a los que no es posible llegar con otras técnicas.
  • Se produce una elevación del umbral del dolor como efecto necesario de ese aumento de la temperatura.
  • Tiene un efecto vasodilatador, de modo que el aumento del flujo sanguíneo facilita el drenaje de edemas.
  • Se produce también un efecto antiinflamatorio, resultado directo del efecto vasodilatador.

SIGUENOS EN RRSS

fisioterapia@centrofisioterapiavida.com

Teléfono 1: +34 610 633 392

Teléfono 2: +34 858 105 357

c. Isla Cristina, Edificio Athenea Local 2 Bajo.

C.P. 18006 – Granada.

ESPAÑA / Spain
Abrir chat
Hola...¿en qué puedo ayudarte?